Escuchamos de casos de influenza por un lado y otro. Muchos casos, de hecho. Unos sencillos, otros más complicados. Escuchamos también de la escasez de medicamentos anti-virales, o de su alto precio, y en algunos casos, de la poca efectividad de los mismos. ¿Qué hacer? ¿Cómo ayudar a nuestro cuerpo a salir de este cuadro viral?

Les comparto algunas ideas sencillas y básicas para fortalecer nuestro sistema inmune. Todas estas ideas son NATURALES, y apoyan (si no es que suplen en ocasiones) a los medicamentos alópatas que comúnmente se recetan.

10 recomendacioes básicas de Home Remedies For You para recuperarnos de la influenza:

  1. Descansa lo más posible. Duerme bien. Prepárate para ello. Es una prioridad que descanses para que tu cuerpo y tu sistema inmune hagan bien su función.
  2. Toma mucha agua. ¡Agua natural! No la sustituyas por refrescos, jugos con alto contenido de azúcar (y azúcar procesado). Toma mucha agua.
  3. Agua tibia con una cucharadita de miel y el jugo de un limón. Puedes repetir esta bebida 2 o 3 veces al día. Te ayudará con la tos y flemas, en caso de tenerlas.
  4. Jugo de jengibre fresco. Agrega miel y limón.
  5. Jugo de cebolla con miel. Mezcla iguales proporciones de jugo de cebolla y de miel. Quedará como un “jarabe”. Toma 3 o 4 cucharaditas al día.
  6. Turmeric con leche caliente. Puedes ver aquí una receta para prepararlo.
  7. Comer muchas frutas y verduras. Intenta preparar jugos de vegetales verdes, pues esta es una forma muy buena para incrementar la ingesta de vegetales en tu día a día. Algunas de las frutas y verduras más recomendadas durante la influenza son: brocóli, zanahoria, coles de bruselas, repollo, espinacas, acelgas, jengibre, ajo, cebolla, toronjas, naranjas, limones, pimiento morrón.
  8. Si tienes fiebre, compresas de agua fría en la frente, baños de agua tibia o utilizar aceite esencial de menta en la planta de los pies, espalda y sien (con mucha precaución de que no haga contacto con los ojos) puede ayudar a disminuirla.
  9. Evita la comida procesada, azúcares, bebidas alcohólicas, carne roja, harinas y postres altamente procesados.
  10. Manténte positivo. Piensa en ti saludablemente y con fuerza para recuperarte. Agradece los avances que diariamente vayas teniendo y celebra tu constancia y disciplina para recuperar tu salud.