Un buen días, hace como tres años, fui al supermercado y llegué a pagar cargada con pura verdura. El cajero se sorprendió y me preguntó que porqué compraba tanto vegetal. Era la primera vez que hacía la compra de verduras para hacer mis jugos; ¡un montón! Le dije que iba a comenzar en la onda del juicing. Y me respondió, muy animado, que él también andaba en eso.

 

La Jugoterapia fue el primer remedio alternativo o complementario que hice para SuperVivir. El primerísimo. Una muy buena amiga me había recomendado que fuera con un trofólogo: los que te ayudan a sanar a través de la alimentación. Fue lo MEJOR que pude haber hecho.

 

Comencé con los jugos a la par de la quimioterapia. Hoy estoy segura que integrarlos en mis hábitos definió en gran parte la efectividad de mis tratamientos convencionales.

 

Hablar de jugos nos puede tomar varios artículos, leer varios libros, encontrar diferentes recetas, etc. ¡Yo les pongo casa! Así decimos en México, cuando algo nos gusta mucho. Hoy me quiero concentrar escribiendo acerca de los beneficios de tomar jugos naturales de verduras. Naturales y frescos. Es decir, directamente extraídos de las verduras. ¿Porqué son tan buenos?

 

1.- ¡Tomar jugos es una opción extraordinaria para aquellas personas que no consumen suficientes vegetables durante un día!

Las primeras veces que preparaba mis verduras para hacer el jugo me sorprendía de la cantidad de brócoli, coliflor, kale, apio, pimientos, etc., que ponía en mi extractor. Si hubiera tratado de comerme todo eso, no me hubiera podido parar de la cama en un buen tiempo. Demasiada comida, en volumen. Sin embargo, a la hora de sacarle el jugo a esos vegetables, resultaban unas 2 o 3 tazas fáciles de ingerir: comida líquida.

 

2.- Los nutrientes que llegan a tu cuerpo se absorben de manera directa y rápida. No hay pérdida de tiempo y te sientes mejor de manera casi inmediata.

Cuando llega el jugo extraído fresco a mi estómago me imagino que en cuestión de poco tiempo todos los nutrientes que llegaron con el jugo andan dando vueltas por mi torrente sanguíneo listos para ayudar a cualquier órgano que lo necesite, aumentar mi energía, componer algún desperfecto, neutralizar radicales libres, reforzar mi sistema inmune, etc.

 

Dr. Joseph Mercola comenta que tomar jugo de vegetales crudos equivale a tomar un “caldo de nutrientes” que el cuerpo necesita para estar saludable. Mercola también dice que al tomar jugo fresco, jugo con “nutrientes vivos”, equivale a recibir una infusión intravenosa de vitaminas, minerales y enzimas, pues éstas entran directamente al cuerpo. ¿Te imaginas? Los beneficios en la salud que se producen por el consumo de jugos frescos son rápidos y sorprendentes.

 

Por esta misma razón, que los nutrientes se absorben muy rápidamente, es que no me gusta incluir frutas en mis jugos de vegetales. Si acaso, incluyo limones completos y pepinos. La fruta es mejor comerla junto con toda la fibra, así que smoothies o a mordidas será mejor opción para que el azúcar no entre directo al torrente sanguíneo. Así podrá aprovecharse mejor.

 

3.- Los jugos de vegetales son altamente alcalinizantes.

Los jugos de vegetales permiten aprovechar los nutrientes en crudo, sin cocer las verduras. A veces me resulta un poco difícil comer un espárrago crudo, o una calabacita cruda, o un betabel crudo. En cambio, en jugo, me encantan.

 

Prácticamente todos los vegetales crudos alcalinizan el PH de nuestro cuerpo y esto trae beneficios importantes para la salud pues en un medio ácido estamos más propensos a enfermarnos y en uno alcalino menos.

 

Muchos amigos me preguntar por dónde comenzar si quieren incluir jugos de vegetales en sus hábitos. Mi respuesta:

  1. Compra un extractor de jugos (no una licuadora; un extractor de jugos). Si apenas vas a comenzar con este hábito, mi recomendación es un extractor centrífugo. Ya que te haya gustado la rutina de los jugos y veas sus beneficios, te recomendaría utilizar un extractor masticador, que procesa mucho mejor los vegetales verdes y suaves, y funciona muy bien con los pastos (como el pasto de trigo).
  2. Si eres creativo, puedes hacer tus propias recetas y combinaciones. Si te cuesta un poco, inscríbete a algún blog de recetas de jugos.
  3. Haz un plan semanal de los jugos que quieres hacer, ¡y ve de compras! Si puedes comprar orgánico, mucho mejor.
  4. Pon una hora y haz una rutina para tomar tu jugo. Por ejemplo: todos los días al levantarte, o antes de irte a trabajar/escuela. O tan pronto llegues a tu casa por la tarde. Haz una rutina. Los hábitos se logran con una buena repetición; con constancia.

 

Les comparto mis recursos favoritos a la hora de platicar sobre jugos. Incluyen consejos prácticos para que tomemos nuestros jugos CORRECTAMENTE:

  • Los principales errores a la hora de hacer jugos, vía The Food Babe:

http://foodbabe.com/2013/08/05/juicing-mistakes/

  • Beneficios de Jugos de Vegetales, de Dr. Joseph Mercola:

http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2015/04/11/beneficios-de-salud-de-los-jugos-y-batidos.aspx

  • Mi libro y blog favorito de recetas de jugos, vía The Juice Lady:

http://www.juiceladycherie.com/Juice/

 

¡Anímate a incluirlos en tus hábitos para SuperVivir! Y cuéntame cómo te va….