¿Por qué el 15 de Marzo?

¿Qué tiene de especial el 15 de Marzo? Resulta que desde el 15 de Marzo del 2013 celebro mi inicio como SuperViviente.

Era un viernes por la tarde cuando recibí la llamada de parte de uno de mis doctores para decirme que mi diagnóstico era cáncer de mama no diferenciado.

Sí, ese mero día es cuando me gusta y he decidido CELEBRAR mi supervivencia.

Otros supervivientes me habían ya platicado que tenían sus fechas de “aniversario” el día en que habían tenido cirugías, o cuando habían terminado con las quimios, o la radioterapia.

Cuando me llegó el momento de pensar cuál sería mi “aniversario”, elegí el 15 de Marzo,  día de mi diagnóstico.

Ese día me sentí fatal. Totalmente miserable. Puedo decir que no hay suficientes palabras para describir las emociones que tuve después de la llamada confirmando el cáncer.

Pasaron meses para que tomara la decisión de que en lugar de lamentarme por ese día, quería que en los años venideros estuviera lleno de celebración y buenos recuerdos. Fue entonces cuando decidí celebrar mi aniversario de SuperVivencia en esa fecha.

Ahí comenzó mi aventura por recuperar mi salud física, emocional, espiritual y aunque pocos, comencé a hacer cambios.

Mentiría al decir que todo fue automático, rápido, sencillo. Todo lo contrario. Fue y sigue siendo un proceso, a veces difícil; un camino, en dónde todos los días doy pasos. Como dice mi marido: “One day at a time; one thing at a time”. Así ha sido. Un día a la vez. Una cosa a la vez.

Hoy, a cuatro años, disfruto el camino, el momento presente. Y lo que más disfruto es que puedo compartirlo con alguien más.

Gracias por caminar conmigo. Gracias por dejarme caminar contigo. Que así sea por muchos muchos años más…

Cheers!