photo-1429277096327-11ee3b761c93

1. ¿De dónde nace el nombre Rosa es Rojo?

¡De una rebeldía! Rosa es Rojo nació como una corazonada. ¡Me encantan las mías! Y he aprendido a hacerles caso.

Un día, en medio de quimios para tratar mi cáncer de mama, comencé a marearme. No era el medicamento. Era algo mas. Mi cabeza daba vueltas al darme cuenta de la cantidad de mal-información y mala-formación que existía (y existe) alrededor del cáncer de mama.

Poco a poco fui aprendiendo, de buenas fuentes, sobre como “sobrevivir” al cáncer y cantar victoria, y algunas cosas que me decían en el hospital, o leía en los libros que me regalaban, o veía en revistas y publicidad, nada más no encajaba con estar mejor. Todo lo contrario. Los “lazos rosas” por ejemplo, me los topaba en muchos lugares e investigando un poco me di cuenta de que quien decía apoyar la cura, realmente estaba promoviendo la enfermedad. Qué confusión. Y qué abuso.

Fui concluyendo que el “rosa” alrededor del cáncer de mama no era para mi. No significaba aquello que yo necesitaba para salir adelante y vivir muchos años más. Yo necesitaba un…¡rojo! Un rojo despampanante, brillante, loco, agresivo inclusive. Todo lo contrario al rosa.

Y una mañana volteé y le dije a mi marido: “Rosa es Rojo”. Así es para mi. Y así decidí vivir mi viaje del cáncer y su cura.

Decidí rebelarme ante todo pronóstico que me daban. Decidí cuestionar y educarme sobre mi cáncer. Decidí elegir a los mejores doctores y confiar plenamente en ellos. Decidí también hacerle caso a mi gut feeling. Decidí probar nuevos remedios y estilo de vida bueno para mi salud. Ha sido fascinante.

Gracias al rojo, sobreviví. Y no solo sobreviví, sino que hoy vivo mucho mejor que antes. Sin duda alguna. Gracias al rojo, hoy SuperVivo.

 

2. ¿Rosa es Rojo es sólo para mujeres o pacientes con cáncer?

La idea de SuperVivir es para todos y no tiene fin.

Aún cuando Rosa es Rojo parte de mi experiencia con el cáncer de mama, la información que contiene no es sólo para los enfermos de cáncer, para los supervivientes de cáncer, o para quienes cuidan a personas con cáncer.

Rosa es Rojo va para todo aquel que quiere tener opciones para vivir al máximo y tomar decisiones para estar más saludable, y por ende, mas feliz. ¡Si quieres apreciar la vida y la salud, Rosa es Rojo es para ti!

Es mi deseo que Rosa es Rojo ayude a muchas personas.

 

3. Si sigo los consejos de Rosa es Rojo, ¿me voy a curar de una enfermedad?

Sí, confieso que he soñado con una vara mágica que haga mis deseos realidad. Pero no existe. Al menos hasta ahora. 😉

Rosa es Rojo no ofrece remedios u opciones mágicas para “curar”. Tampoco respuestas automáticas. Algunas ideas te van a gustar, otras no. Algunas opciones te van a funcionar, otras no. Algunas te van a latir, y otras nomás no. No es infalible.

Creo que sí existe la prueba y error, bajo condiciones controladas. Y en algunos casos, tomando un poco de riesgo.

Tú, bien conectado con tu mente, espíritu y cuerpo, serás el mejor termómetro para decidir y emprender aventuras para SuperVivir.

Te invito a leer, estudiar, preguntar y al final, decidir por mejores prácticas que te ayuden a ser una persona más saludable, más feliz, más plena; es decir, un SuperViviente.

 

4. Como SuperViviente de cáncer de mama, ¿estás en contra de la medicina convencional para atender esta enfermedad?

Cuando comencé mi tratamiento, decidí hacerlo por un medio convencional: quimioterapias, cirugías, radiaciones. Bueno, no tuve tiempo para “decidirlo” pues fue todo muy rápido. Corrijo: no lo decidí, porque no tuve OPCIONES para elegir. Simplemente acepté irme por un método convencional.

¿A qué opciones me refiero? ¿Qué hay otras formas de tratar el cáncer que no sean las de siempre? Sí las hay, y muchos las llaman métodos alternativos, naturales o no-convencionales.

Durante mi camino convencional fui aprendiendo de lo no-convencional. Y soy una creyente de que la buena mezcla de ambos ha sido un enfoque que, en mi caso, ha traído muchos beneficios.

Existen muchos ejemplos que he leído, y que he conocido, que se han ido solo por uno de los dos caminos. Y les ha ido bien. Como dije antes, es importante educarte, escuchar a quienes son tu guía y al final seguir tus corazonadas.

También me ha tocado la dicha de vivir y conocer médicos oncólogos, radiólogos, cirujanos, que buscan un enfoque INTEGRAL para curar el cáncer. ¡Me quito el sombrero! Encontrarlos ha sido mi mayor fortuna.

Rosa es Rojo, en cuestión de salud, quiere justo eso: compartir contigo opciones para estar cada vez mejor. Opciones convencionales y no convencionales. Tal vez quieras hacer una mezcla de ellas, o irte por un solo camino. Eso depende de ti y de lo que busques. Estoy segura que tú sabrás como decidir bien y mejor.